¿Porqué siento que mi pareja ya no me ve como antes?

La parte inicial de una relación es la atracción que se siente de una persona hacia la otra y un 90% de esa atracción es física, por ello la importancia de cuidar nuestra apariencia primero para sentirnos bien con nosotros mismos ya que al vernos al espejo y observarnos con un aspecto limpio, bien peinados, arreglados, con un rostro que refleje seguridad, desde ese momento nos sentimos con ánimo para hacer cosas y salir a crear  pero si nos levantamos y así como nos levantamos salimos y llegamos a casa nos vemos al espejo y solo vemos una figura de alguien cansado, desalineado en automático la autoestima y las ganas de hacer las cosas se van y se llega a la monotonía de solo hacer porque lo tengo que hacer, no hago las cosas porque las quiero hacer, todo se vuelve un compromiso y al final esto se convierte en una carga, una carga que en algún momento va a llegar a pesar mas que el compromiso de hacerlo.

Esto es lo que sucede con las relaciones, cuando se conocen dos personas y después de un tiempo deciden formalizar su relación,  se tiene la imagen de cada uno muy diferente, ya que se conocieron en el mejor de los estados de ambos tanto anímica-mente, como económicamente, físicamente etc., porque el tiempo y el dinero era solo para ellos, al formar una relación se convierte en tenemos que comprar, tenemos que hacer,  tenemos que pagar,  y más cuando la familia crece los compromisos y se vuelven aún mayores, ya que la mayor atención ahora se concentra en  los hijos, ellos son los que se llevan la mayor parte del dinero, tiempo, atención, cariño, cuidados y el compromiso con uno mismo y con la pareja ahora se va reduciendo cada ves más y es aquí donde las relaciones si no son muy fuertes se tambalean, es por ello que se debe tener un equilibrio en cuanto a atenciones y cuidados de todos los miembros de la familia.

¿Como se pude lograr?

Definitivamente es importante tener presente que un hijo es la mayor de las bendiciones y que ellos requieren de muchos cuidados y atenciones, pero también es importante el analizar que ellos vienen a formar parte del equilibrio familiar y que van a ser como nosotros queremos que sean, no debemos dejar de lado a nuestra pareja, para que esta  no pierda el interés por nosotros, recordemos que el interés es esa chispa que nos brinca cuando vemos a esa persona que nos da cuando estamos cerca de ella, es esa admiración, esa tranquilidad, no le restemos tiempo ni cariño para que siga siempre viva esa chispa esa necesidad de querer estar juntos por ambas partes,  ni tampoco a nosotras como mujeres no debemos permitir el  descuidarnos u olvidarnos de ponernos lindas como antes, es muy cierto que de la vista nace el amor, la mujer por naturaleza es bella resaltemos esa belleza, no la dejemos perder porque una mujer cuando se descuida pierde muchas cosas, entre ellas su autoestima,  su energía, fuerza de voluntad, para seguir adelante, las  ganas de salir a la sociedad por el que dirán o por el como me siento… Recuerden que los hijos son un complemento, cuando crecen son nuestros maestros y cuando están más grandes son nuestros jueces, y algunos son unos jueces muy duros, es por ello que debemos equilibrar los tiempos y atenciones para todos los miembros de la familia, sin dar mas a ninguno a menos que sea necesario.

Busquemos alternativas de belleza, productos que nos ahorren tiempo y esfuerzo a precios bajos, busquemos la manera de ejercitarnos, consumamos cosas lo mas naturales posible, salgamos con las amigas a tomar un café y charlemos, leamos algo interesante, hay una y mil formas de salir de la rutina y de lograr cambios, para no caer en la monotonía y motivarnos a querer hacer y que siempre seamos mujeres con brillo y luminosidad, brillemos como el sol por las mañanas y como las estrellas por la noche pero jamas dejemos de brillar. ¡¡Les mando un abrazo!!

Anuncios